Vivir en un PH

“Si no le gusta estar con otras personas, y si no le gustan las reglas, no debería vivir en un PH” Roberto Noce

Vivir en un PH tiene sus beneficios – no necesita preocuparse tanto por su mantenimiento (techo, desagues, jardinería), pero esto tiene su precio.  Están diseñados por ley para ser autónomos: eligen junta directivas, cobran cuotas, aprueban reglamentos y resuelven disputas.

Usted tiene que pagar las cuotas mensuales para el mantenimiento, cuotas anuales de valuación u otras cuotas extraodinarias necesarias para mantener las áreas comunes.  Si Ud. no lo hace, podría ser llamado ante el Corregidor (autoridad local), o podría sufrir un gravamen contra el título de su propiedad.  Como propietario, generalmente no tienes defensa si no pagas estas cuotas, porque generalmente fueron aprobadas con la votación en una reunión anual o especial, y Ud. tuvo la oportunidad de mostrar su desacuerdo en esas reuniones.  Si Ud. no pudo asistir, o no pudo convencer a los demás miembros para que no aceptaran ese cargo especial, Ud. todavía es responsable por pagar la cuota acordada por la mayoría.  La mayoría de las quejas sobre la resolución de disputas de PH están relacionadas con las disputas de dueño versus corporación.  La junta tiene más capacidad de flujo, con los fondos del PH, para pelear la disputa.  Ud. podrá encontrarse en un escenario de David versus Goliat.

Otra posible disputa que podrá tener con sus vecinos de un PH pueden ser los niveles de ruido, trabajo hecho durante horas no permitidas, o los tipos de visitantes o fiestas que podrán tener.  Todas estas situaciones pueden afectar su comodidad en un PH.  Tomar acción legal puede ser apropiada en algunos casos.  Sin embargo, debe tomar en cuenta que esto puede crear una relación engativa con su asociación de propietarios, y otros vecinos propietarios.  Por favor tomar en cuenta que estos son sus vecinos a largo plazo, y debe saber cuando hacer concesiones.

También podrá encontrarse al otro lado de esta situación – donde estás en la junta directiva de la asociación de propietarios del PH, y necesita imponer las reglas de la asociación contra un miembro que no está en cumplimiento.  Nosotros comprendemos que los retos legales pueden ser costosos, y que pueden ser un obstáculo a la habilidad de la junta de funcionar bien.  También podemos aconsejarle sobre la manera de imponer las reglas del PH cuando un propietario de una unidad no quiere cumplir con ellas.  También defendemos a las asociaciones de PH contra las acusaciones de propietarios de unidades, y estas acusaciones pueden incluir reclamos sobre reparaciones que no se hacen de manera oportuna o efectiva, o que no convocan reuniones.

Sería nuestro placer ayudarles en estas áreas:

  • Acuerdos no cumplidos entre propietarios y administradores o entre propietarios y juntas de directiva de PH
  • Violación de contrato
  • Violación de convenios
  • Defectos de construcción
  • Recaudación de cuotas no pagadas
  • Ejecuciones hipotecarias
  • Desalojos
  • Reglamentos del PH y su cumplimiento